ESTRAGON: Let's go.
VLADIMIR: We can't.
ESTRAGON: Why not?
VLADIMIR: We're waiting for Godot.

Samuel Beckett
Waiting for Godot

lunes, 27 de mayo de 2013

última fila


me encuentro en la última fila de un avión con destino a lisboa, escribiendo en una servilleta de ¿papel? que he tomado prestada de uno de los plástico-restaurantes del aeropuerto de el prat.
hay una idea que ronda por mi cabeza desde hace tiempo, y la mirada perdida y en "piloto automático" de los viajeros no ha hecho sino confirmar mis sospechas.

¿no os dais cuenta? ahora viajamos a la troposfera y nos parece lo más normal del mundo. ni siquiera somos conscientes de que vamos en un trasto de aluminio de 100.000kg que vuela por el aire, como vuelan los halcones, como vuelan las libélulas, como vuela la imaginación en una tarde de viernes. de pequeños mirábamos extasiados cómo un papel con cuatro dobleces planeaba torpemente, y ahora ni nos inmutamos al subir a un monstruo de aluminio que se eleva como una cometa al viento.
hablamos (¡y nos vemos!) con alguien que está en la otra punta del mundo con un aparato del tamaño de una caja de cerillas; sin cables, sin límites. y aún con eso, nos enfadamos cuando falla la conexión medio segundo o la calidad de la llamada no es excelente. arrogantes...
no nos fascinan los viajes a la luna ni las ondas de radio, no nos maravilla conducir un aparato a 200km/h cuando antes empleábamos caballos y varios días de trayecto. qué rápido hemos abandonado las brújulas y las estrellas en favor del gps... y parece como si siempre hubiéramos funcionado así.
no tememos al dolor, pues llevamos en el bolso unos botones mágicos que nos lo curan desde dentro, y que pueden incluso hacernos esquivar la muerte.

el ser humano, ante sus numerosos logros, está perdiendo la capacidad de sorprenderse.

y ahora si me disculpan, voy a disfrutar del milagro del despegue desde mi asiento de última fila.

[vista de pájaro]




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada