ESTRAGON: Let's go.
VLADIMIR: We can't.
ESTRAGON: Why not?
VLADIMIR: We're waiting for Godot.

Samuel Beckett
Waiting for Godot

sábado, 22 de diciembre de 2012

voz


que tu voz vuelva a mí por casualidad en el aire invernal, y que 
irremediablemente
me remueva todo el ser      
que ya no es nada
sino niebla
sólo niebla
         vaho que se escapa
             escarcha en las pestañas
                 y un nudo en mi razón


-----
"un día lo ves y tu cuerpo está ardiendo en enero"
vicky crespo



viernes, 21 de diciembre de 2012

21



qué fin del mundo tan distinto al que planeábamos ¿eh?
no hay tal fin
del mundo ni rastro 
ya no hablo en plural
y yo ni estoy ni se me espera

domingo, 16 de diciembre de 2012

green and blue and red


desaparezco entre los colores que me ofrece la idea de besarte así de improviso
pero
cabizbaja,
vuelvo a las sombras del carrer del carme para esfumarme
como las luces
con el menor ruido posible
y la bufanda callando suspiros


jueves, 13 de diciembre de 2012

límite



y cuando creías que no podías más, los ojos dejan de obedecerte y se cierran. los pies, cansados, dejan de sostener tu peso para anclarte al suelo como un poste de hormigón.
hay ratones correteando por las vías...
la razón, que ha soportado sin rechistar el desgaste ininterrumpido de tu ser, se inmola ante tal auto-destrucción y te abandona por fin a tu suerte.
y te quedas ahí..
inerte
la mirada perdida en el andén
pero
sin saber muy bien por qué
ni de qué manera
sonríes
y mucho
un pájaro atraviesa el túnel de lado a lado. lo sigues con la mirada mientras se pierde en la oscuridad y te marchas volando con él.
milana bonita
milana bonita
milana bonita
sin embargo... aunque los ojos duelan, los pies pesen y la mirada se pierda en la nada, sigues ahí entre la niebla.
las fuerzas que te abandonaron por haberlas llevado al límite regresan tímidamente, devolviendo el calor a tus mejillas, el aire a tus pulmones y el valor a tus arterias.
que nadie olvide que a pesar del invierno
sigues ahí entre la niebla.



jueves, 6 de diciembre de 2012

blue note


recuerdo cómo me cantabas al oído mientas llovía... las gotas reptaban por tus labios hasta los míos para convertirse en el aire que faltaba en mis pulmones.
tus manos anunciaban la tormenta
tus palabras, la calma previa...
las notas de cristal estallaban contra mis entrañas, quebrándome en cada acorde de mi menor. y yo, mientras levantaba los pies del suelo para contemplar el océano en tus pupilas, maldecía al reloj y su crueldad por robarme tus latidos con cada segundo.
tus susurros acariciaban el aire, rompiendo la seda con tu voz rasgada; rasgando mi vida con tu voz rota.

hace tiempo que no me cantas al oído
ni interrumpo tu canción con mis labios



martes, 4 de diciembre de 2012

mala estrella


[MAX: Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas.
 DON LATINO: Conforme. Pero a mí me divierte mirarme en los espejos de la calle del Gato.
 MAX: Y a mí. La deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta, mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas.
 DON LATINO: ¿Y dónde está el espejo?
 MAX: En el fondo del vaso.
 DON LATINO: ¡Eres genial! ¡Me quito el cráneo!]


es que el esperpento es eso, ¿no? lo absurdo llevado al extremo para que de pena dé risa.
la mugre, lo ruin, las miserias humanas y su inevitable decadencia mostradas en toda su crudeza para remover el humor del espectador. 
y por humor quiero decir estiércol.


viernes, 30 de noviembre de 2012

el salvavidas



       No es inútil amarse,
       finalmente.
       Lo mismo que amaestrar serpientes, nos exige
       técnica refinada y perder la vergüenza
       de actuar frente al mundo en taparrabos.
       Y unos nervios de acero.
       Pero amar es oficio
       saludable también: su liturgia apacigua
       el ocio que enajena -como supo Catulo-
       y perdió a las ciudades más felices.
       Bajo la cuerda floja dispone -no pidáis
       una red, porque tal no es posible- otra cuerda,
       tan floja, pero última
       tan inútil a veces,
       bajo la cual no hay nada.
       Y entreabre
       ventanas que te oreen la cólera y exhiban
       a tu noche otras noches diferentes, y así
       sólo el amor nos salva a fin de cuentas
       del peligro peor que se conoce:
       ser sólo -y nada más- nosotros mismos.
       Por eso,
       ahora que está ya dicho todo y tengo
       un sitio en el país de la blasfemia,
       ahora que este dolor de hacer palabra
       con el propio dolor
       traspasa los umbrales
       del miedo,
       necesito de tu amor como analgésico;
       que vengas con tus besos de morfina a sedarme,
       y rodees mi talle con tus brazos
       haciendo un salvavidas, para impedir que me hunda
       la plomada letal de la tristeza;
       que me pongas vestidos de esperanza -ya casi
       no recordaba una palabra así-,
       aunque me queden grandes como a un niño
       la camisa más grande de su padre;
       que administres mi olvido y el don de la inconsciencia;
       que me albergues de mí -mi enemigo peor
       y más tenaz-, que me hagas un socaire,
       aunque sea mentira
       -porque todo es mentira
       y la tuya es piadosa-;
       que me tapes los ojos
       y digas ya pasó, ya pasó, ya pasó
       -aunque nada se pase, porque nada se pasa-,
       ya pasó,
       ya pasó,
       ya pasó,
       ya pasó.
       Y si nada nos libra de la muerte,
       al menos que el amor nos salve de la vida.


       Javier Velaza

jueves, 29 de noviembre de 2012

hipnos


qué agradecida estoy a nix, por arrastrar las nieblas de oscuridad de érebo por los cielos y procurarme la noche a pesar de la insistencia de hemera... y a himpnos y aglaea por engendrar a morfeo y así darle forma a mi etéreo subconsciente.

en la cueva de hipnos nunca brilla el sol y crecen adormideras amapolas rodeando la entrada, seguramente gracias a pasítea, que las combina sabiamente para pincelar nuestras visiones oníricas.
bajo su palacio fluye el río lete; el río del olvido -qué haríamos sin dionisos, la ayuda para obtenerlo- y allí vive el sueño con su hermano, thanatos: el sueño y la muerte. tan parecidos...

todos ellos, descendientes de kaos, traen las sombras al mundo cuando el día termina y tejen nuestros sueños mientras nuestro cuerpo descansa.
el sueño en definitiva es una pequeña muerte, un viaje en el tiempo; cronos se paraliza en nosotros aunque sigue escapándose inevitablemente para el resto del mundo. 
la vida no se detiene, nuestro cerebro sí. y menos mal...
gracias a hipnos, por el sueño
y a dionisos, por el olvido.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

sleep


My slumbers-- if I slumber-- are not sleep,
But a continuance of enduring thought,
Which then I can resist not: in my heart
There is a vigil, and these eyes but close
To look within; and yet I live, and bear
The aspect and the form of breathing men.
But grief should be the instructor of the wise;
Sorrow is knowledge: they who know the most
Must mourn the deepest o'er the fatal truth,
The Tree of Knowledge is not that of Life.

Lord Byron
"Manfred"



lunes, 26 de noviembre de 2012

no oigo voces gritar mi nombre



no oigo voces gritar mi nombre.
el valle del sol está desolado por el fuego de unos ojos que nunca se abrirán hacia el horizonte sino hacia sí mismos. silencio, silencio, caos y silencio se arremolinan en infiernos de viento y torbellinos infinitos; llueven clavos incandescentes. todo atisbo de vida descansa ya sin esperanza sobre el suelo desierto llenando el aire del clamor rotundo de la muerte.
es demasiado tarde.
los últimos brotes fueron arrasados por la falta de algo por lo que crecer... de tacto, escalofríos, suspiros, luz.
no vuelan las cometas, ni vuelan ya las golondrinas.
no oigo voces gritar mi nombre.

sábado, 24 de noviembre de 2012

sunrise


si por un momento pudiera simplemente cerrar los ojos al amanecer... agarrarme a una cuerda y quedarme suspendida en el aire; si el sol besara mis pestañas
la brisa me meciera cual trapo tendido y durante ese intervalo de silencio la luz azulada invadiera mi mirada
mi fe se entregaría a ella sin pensar
y quizá todo tendría sentido
si pudiera no temer la caída, no hacer esfuerzos para sostenerme en pie
sino dejarme caer con la seguridad de que algo me mantendrá aferrada a la cuerda, que no me soltará nunca
manteniéndome ingrávida en el aire invernal
quizá sabría finalmente por qué ese azul se clava en mis entrañas como hierro fundido, por qué me hace sonreir tristemente y por qué y de qué manera
ríe el sol al salir
y aún le quedan ganas
de hacerlo cada día


[there's a place where i can go
where i listen to the wind singing
songs of happiness i know
and it brings it all back again

somewhere deep inside of me
there's a song that i can sing
jigsaw puzzles on a tree
and it brings it all back again

will the day be warm and bright, or will it snow?
there are people waiting here who really want to know]

caravan - disassociation



jueves, 22 de noviembre de 2012

waiting


el silencio es un arma cargada apuntando a la sien del que espera
ese segundo antes de saltar al vacío, el instante
en el que sabes que ya no hay vuelta atrás
ni alas que valgan;
eso mismo es la incertidumbre
el silencio prolongado durante una eternidad
en el alma que aguarda impaciente...
el paréntesis vacío
la nada más cruel

la respiración se acompasa con los relojes de arena
el aire entra con cuentagotas
cada inspiración es un grano más que se desprende,
y por cada suspiro se desploman más de cien...
el minutero está famélico



martes, 20 de noviembre de 2012

planetas solitarios



"la existencia de planetas solitarios, que vagan fuera del sistema solar sin orbitar una estrella, está por confirmar. (...) el objeto que vaga errante sin orbitar en torno a nada, está a solo 100 años luz de la tierra y es más grande que júpiter. se cree que los objetos errantes se forman como planetas normales que han sido expulsados del sistema que los albergaba o bien como objetos solitarios. 

estas estrellas van a la deriva, juntas por el espacio, y se cree que se formaron al mismo tiempo."

(el país, 20 de noviembre de 2012)


domingo, 18 de noviembre de 2012

stranded


el viento se lleva los últimos gritos y miradas de desánimo lanzándolos más allá de las colinas. el suelo respira por fin bajo el manto firme del asfalto aún caliente.
los edificios se miran tímidamente a los ojos tras el bullicio y sienten de nuevo que aún viven, aunque nadie se detenga ya a mirarlos. los sueños que albergan en su interior parecen infinitamente más reales en un día como hoy. 
¡y qué luz tan intensa la de las farolas esta noche, sin faros que las desmerezcan! los círculos de calidez se unen jaspeando la calle silenciosa y fría, la niebla difumina los rayos de luz que escupen las bombillas desgastadas.
nuestros ojos se empañan con el frío otoñal. humo de castañas. nos desvestimos del ruido y lo vemos marchar por el desagüe mientras las alcantarillas escupen acordes de re menor. las pupilas se encuentran entre el silencio borroso. se encuentran y se besan sin tocarse. se muerden, se besan, se comen.
un edificio suspira mientras nuestras manos se reúnen al fin, el viento envuelve la escena.
no hay telón, sino oscuro final.


sábado, 10 de noviembre de 2012

amapolas



de por qué las amapolas son las flores más bellas del universo

las amapolas, tan rojas -rojo 19, rojo vivo, rojo rojo- surgen ingenuas de entre el manto del trigo, asomando su frágil cabeza a un mundo que las admirará precisamente por su desamparo.

éstas, que no soportan el estúpido bullicio provocado por el hombre, nacen alejadas de él en zonas sin pies que las aplasten ni niños que las corten sin piedad. una aquí, otra allí... tan sólo el sonido del aire perturba el sosiego de su claustro de cereal tardío.
se inclinan al compás de la espiga guiadas por el viento, que sesea ritmos de burlesque primaveral: vestido rojo, tocado de tul negro. opio y niebla. rojo y negro y opio y negro...

tan frágiles son las amapolas
y a la vez con tanto carácter...

quizá sea eso lo que concentra todo su magnetismo salvaje. la dificultad para "domesticarlas", amansarlas, para meterlas en vereda.

o si no decidme: ¿cuántas veces habéis visto amapolas en una maceta?

viernes, 9 de noviembre de 2012

a veces



Escribir un poema se parece a un orgasmo:
mancha la tinta tanto como el semen,
empreña también más en ocasiones.
Tardes hay, sin embargo,
en las que manoseo las palabras,
muerdo sus senos y sus piernas ágiles,
les levanto las faldas con mis dedos,
las miro desde abajo,
les hago lo de siempre
y, pese a todo, ved:
¡no pasa nada!

Lo expresaba muy bien Cesar Vallejo:
“Lo digo y no me corro”.
Pero él disimulaba.

Ángel González

lunes, 5 de noviembre de 2012

paper birds



partiendo de un cuadrado de papel -cuadrado cual ring de boxeo, cara 6 de un dado o tablero de ajedrez- hacemos un pliegue por la mitad de modo que resulte un rectángulo. 
después cogemos todas y cada una de las esquinas exteriores de dicho cuadrilátero -entendiendo por exteriores las que no pertenecen al doblez- y las plegamos hacia afuera de tal manera que resulte un triángulo rectángulo con el ángulo de 90º hacia arriba. primero las de un lado, y luego las del otro, de modo que recuerde en su forma al gorro de papel con el que cubren su jaula de grillos los pobres dementes.
una vez plegadas las esquinas, formamos un cuadrado de nuevo (desdoblando el pliegue central) y repetimos la operación doblando por la mitad en rectángulo y plegando las esquinas para crear otro triángulo como el anterior pero de menor tamaño.
una vez terminado este último paso, procedemos a deshacer cada uno de los pliegues, encontrándonos con el cuadrado inicial que indica por medio de líneas por dónde se ha de manipular para conseguir nuestro objetivo.
y aquí realmente es donde entra la maña de cada uno, su tesón y sensibilidad para manejar grácilmente los dedos y crear vida a partir de un trozo de papel.


viernes, 2 de noviembre de 2012

today


i have no freaking clue of how to manage my own happiness
it's been so long behind the viewfinder


martes, 30 de octubre de 2012

azul


[kyrie eleison]

ecos de silencio
la mirada fija

la sangre coagula como mezclada con veneno letal
las venas han dejado de ser conductos para ejercer de ramas,
sosteniendo unas hojas que ya no se agitan con el viento
¿por qué me pesan los brazos si no llevo carga?

la brisa se lleva los granos de arena, que danzan al compás de la música
las olas peinan el aire
el reflejo azul del fondo se confunde con un cielo tan despejado como la mente
tan azul...
cambiar la eternidad por otra copa de whisky
la esperanza por dos hielos
un trago
otro
azul
otro más

el suelo tiembla, y yo también
cobre sobre negro sobre azul
sobre todo sobre mí
sobre ti...

impaciencia
mariposas

jueves, 25 de octubre de 2012

marina


hoy he perdido una parada de metro. 
no es que la tuviese en el bolsillo, ni la guardara hace años y ahora no supiera dónde está. tampoco me he perdido yo, ni me he desorientado con respecto a ella. simplemente esta noche no existió.
hoy, el tren pasó de arc de trionf directamente a glòries. marina no estaba ahí. ni su pared verdosa, ni la entrada en mitad del andén, ni la marea de pasajeros que siempre deja el vagón para adentrarse en sus bares... ni siquiera el olor a cerveza.
marina no estaba ahí, ni lo estaba su cartel rojo, ni sus calles, ni sus aceras.

sin embargo yo
sí que estaba
y por alguna razón
estaba mucho
mucho
más aún
y quizá
no fue sólo marina
sino todas las estaciones
las que
al estar de mí
y estar de ti
se esfumaron
para dejar paso
al tren que venía

puede que después de todo no extraviara una estación
sino que me perdiera unos minutos a mí misma para bajarme en la siguiente.


jueves, 18 de octubre de 2012

2 + 2 = azul

las matemáticas no son exactas.
donde tú ves 2 + 2 = 4 para mí significa que naranja y naranja hacen azul, y eso no existe en tu mundo de exactitud. quizá te resulte curioso, raro, extraño, desconcertante. puede incluso que lo rechaces frontalmente, o quizá te fascine hasta unos límites que ni tú mismo conocías. nunca se sabe dónde está el horizonte, ya que a cada paso se aleja con el sol a perecer en la oscuridad de la noche. es incalcanzable, y se hace invisible a los ojos para dar paso a las estrellas que danzan sobre nuestras cabezas en un fondo de terciopelo azuloscurocasinegro -si hay luna-  totalmente oscuro -si es que no-.

y es que las matemáticas existen para construir puentes, hacer volar aviones y calcular distancias. nunca un número podrá explicar lo que se siente al morder una manzana, el olor de la persona que quieres acercándose por detrás o su abrazo desesperado al bajar del tren...
...ni la espera. ¿cómo explicar la espera con una cifra? una cuenta atrás no bastará jamás para definir el anhelo, la impaciencia o la (des)esperanza. la eternidad...
los números no sirven para todo. no son cifras lo que se escribe en las cartas de amor, ni ecuaciones, ni sumas, ni restas.

no todo se puede calcular. no se llora en una escala de 1 a 10, ni se echa de menos en pulgadas.

es la piel la que decide, el cerebro puede intentar disuadirla pero al final son nuestras propias entrañas y sinsentidos los que manejan los hilos de nuestra vida. ¿o acaso pensabas que eras un ser racional? la razón no existe; es un invento que los cobardes utilizan como escudo para esconderse de aquello que les aterra.
la razón nunca entenderá ese sobresalto interior que sientes al notar una mano posarse sobre la tuya. jamás explicará cómo rejuvenecemos 10 años de repente al encontrar un juguete olvidado, ni cómo lo extrañábamos, sin ser siquiera conscientes de ello.
por eso no entiendes lo que ocurre. por eso te desconcierta. porque no puedes definirlo, ni medirlo ni razonarlo.

porque naranja y naranja finalmente sí hacen azul.


lunes, 15 de octubre de 2012

θέατρον



"i regard the theatre as the greatest of all art forms, the most immediate way in which a human being can share with another the sense of what is to be a human being".
oscar wilde


martes, 9 de octubre de 2012

viernes, 5 de octubre de 2012

radio


y esa mujer que nada poseía
que cargaba con su casa que no era tal sino un cielo estrellado,
tenía una radio

ella le daba la hora
ponía música a su caminar;
le hablaba durante la noche
compartía sus silencios
y anulaba su soledad

y aquella mujer que nada poseía
ni techo ni cielo ni cama ni luna
nunca sintió la soledad en su alma desnuda 


domingo, 23 de septiembre de 2012

segundo



[tengo frío en el alma y en los pies]

hoy esa sensación que al tiempo desemboca irremediablemente en la locura ha vuelto a llamar a mi ventana con sus nudillos de metal
ha hundido la mano en el cristal y abierto el cerrojo interior para entrar por completo atravesando la capa de polvo,
desafiando la gravedad y el sonido latente, que no se expande sino que se ahoga entre muebles empolvados, sillones huecos y alfombras ajadas y grises
sonidos que no oirá el tiempo en su lento palpitar de compases intermitentes -tic-tac-
el frío aire invernal se cuela entre las cuchillas cristalinas, irrumpiendo en la oscura densidad que ofrece la bodega; intemporal, eterna, húmeda y fría como el acero
madera que absorbe los años como esponjas las pompas de jabón
tan frágiles...

miércoles, 19 de septiembre de 2012

latiendo por latir


¿pero cómo voy a seguir adelante, si tú no estás conmigo?

si me pierdo en el cielo buscando tus ojos
y de noche, sin tu aliento junto a mí
si cada sol perdido cae en saco roto
y la luna suspira por ti
¿cómo esperas que viva, que luche,
que siga latiendo por latir?


drowning



"the time when there is nothing at all in your soul except a cry for help may be just the time when god can't give it: you are like the drowning man who can't be helped because he clutches and grabs. perhaps your own reiterated cries deafen you to the voice you hoped to hear."
C.S Lewis  "A Grief Observed"

domingo, 16 de septiembre de 2012

seeds



the world's full of colors and flavors, my hands feel the spikes of wheat in a wide field, with the wind whispering in my ear and the sun free-falling in a spiral of red and orange. bare feet, natural music -the sound of no human beings around- just my mind humming an ancient melody

jueves, 13 de septiembre de 2012

salto de altura



y sin embargo...
esta mañana me miraste, seguro que sentiste mi aroma y el músculo incansable bombeando sangre
¿incansable digo? como una principiante meto la pata hablando de algo sobrehumano
claro que se cansa, y se agota, y desfallece
y hace salto de altura repentino al verte llegar
y también cae a plomo cuando te alejas y me dejas aquí,
bombeando sin sentido a unos ojos que ya no te ven
respirando sin sentir tu aire, aún sabiendo que tú buscas el mío
mis manos luchan por no aferrarse a las tuyas y juguetean nerviosas entre sí
perdiendo la batalla cada vez que me rozas...
me tocas... y sueno desafinada
entre abrazos ingrávidos nos mezclamos como el baileys y el café
con dulzura y amargor del que siente la inminencia del hielo
nos envolvemos sin cesar en un glaciar hostil de verdeazul blancogris

las penas con calor
mejor se disuelven

lunes, 3 de septiembre de 2012

la ropa me abraza



la ropa me abraza, y durante el verano anhelo impaciente ese refugio de tela sobre mi piel desnuda. la caricia del tejido abriga el alma indefensa que habita en su jaula de carne y hueso, tan expuesta al exterior que se retrae cual tortuga en cuanto algo la acecha.
el tejido nos ofrece una seguridad de la que carecemos en cueros, la piel no abriga lo suficiente a nuestros miedos más fríos ni resguarda de la tempestad.
¿qué sentido tendría si no el verbo arropar?
arropar es proteger, encontrar refugio, sentir ropa
escudo

me arropo para dormir
nada malo puede pasarme aquí

viernes, 31 de agosto de 2012

turquesa


hoy me he enamorado de unos ojos que me miraban desde un casco de moto.
realmente no supondría nada fuera de lo común en mi día a día de libros y whisky ya que -para mi desgracia- me enamoro con demasiada frecuencia y muy poca puntería. pero hoy era un día gris sobre fondo negro, un día pink floyd, un día pollock. y esos ojos han salido a mi busca como un salvavidas colgado de la lluvia, como una caña de pescar en el momento preciso de atravesarme el labio y detener mis pasos.
serían las ocho de la tarde y mis pies semi-descalzos disfrutaban de una lluvia que se había hecho de rogar. mis pasos eran lentos y ausentes, como si pisara sobre algodón y este ahogara el sonido de mis propias fuerzas perdiéndose por el desagüe.
y de repente... allí estaban: al doblar una esquina gris de una calle gris, un día gris, con casco negro y brillo turquesa los ojos que habrían de sobresaltar mi ánimo.
turquesa eran. turquesa 34 quizá, pestañas negras y turquesa 34 sobre fondo negro y gris. miraban al cielo en espera de la lluvia amenazante, y seguramente se habrían perdido en ella de haber aparecido a tiempo. turquesa eran.
¡qué nombre para un color, el turquesa! deberían haberlo nombrado con esos ojos y no con la piedra. cristales salvajes eran, brillos en re menor que adornaban una piel tostada por el viento.
parpadeaba atónita y mis pies caminaban todavía a pesar de que yo seguía anclada unos tres metros atrás.
despierto de repente. estoy en casa y no acierto a encontrar la llave ¿cómo he llegado aquí y por qué sigo en aquella esquina?
se ha hecho de noche y no queda nadie
pero yo aún estoy allí
de pie bajo la lluvia


martes, 28 de agosto de 2012

veintiocho más tres igual a menos dos



cierro los ojos e inspiro el aire que sale del globo
viciado, sin vida, estancado, turbio y cegador
pero aire, al fin y al cabo
opio para los pulmones
que no pueden prescindir de él
aunque el cerebro lo ordene

la sangre coagula como mezclada con veneno letal
las venas han dejado de ser conductos para ejercer de ramas,
sosteniendo unas hojas que ya no se agitan con el viento

sangre y opio
venas y alcohol
enlazados
unidos
danzando al compás
ecos de silencio
plomo al caminar

la mirada fija