ESTRAGON: Let's go.
VLADIMIR: We can't.
ESTRAGON: Why not?
VLADIMIR: We're waiting for Godot.

Samuel Beckett
Waiting for Godot

viernes, 31 de agosto de 2012

turquesa


hoy me he enamorado de unos ojos que me miraban desde un casco de moto.
realmente no supondría nada fuera de lo común en mi día a día de libros y whisky ya que -para mi desgracia- me enamoro con demasiada frecuencia y muy poca puntería. pero hoy era un día gris sobre fondo negro, un día pink floyd, un día pollock. y esos ojos han salido a mi busca como un salvavidas colgado de la lluvia, como una caña de pescar en el momento preciso de atravesarme el labio y detener mis pasos.
serían las ocho de la tarde y mis pies semi-descalzos disfrutaban de una lluvia que se había hecho de rogar. mis pasos eran lentos y ausentes, como si pisara sobre algodón y este ahogara el sonido de mis propias fuerzas perdiéndose por el desagüe.
y de repente... allí estaban: al doblar una esquina gris de una calle gris, un día gris, con casco negro y brillo turquesa los ojos que habrían de sobresaltar mi ánimo.
turquesa eran. turquesa 34 quizá, pestañas negras y turquesa 34 sobre fondo negro y gris. miraban al cielo en espera de la lluvia amenazante, y seguramente se habrían perdido en ella de haber aparecido a tiempo. turquesa eran.
¡qué nombre para un color, el turquesa! deberían haberlo nombrado con esos ojos y no con la piedra. cristales salvajes eran, brillos en re menor que adornaban una piel tostada por el viento.
parpadeaba atónita y mis pies caminaban todavía a pesar de que yo seguía anclada unos tres metros atrás.
despierto de repente. estoy en casa y no acierto a encontrar la llave ¿cómo he llegado aquí y por qué sigo en aquella esquina?
se ha hecho de noche y no queda nadie
pero yo aún estoy allí
de pie bajo la lluvia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada