ESTRAGON: Let's go.
VLADIMIR: We can't.
ESTRAGON: Why not?
VLADIMIR: We're waiting for Godot.

Samuel Beckett
Waiting for Godot

miércoles, 2 de noviembre de 2011




-¿y usted qué tren espera?

"ding dong ding. el tren con destino Su Pecho sufrirá un retraso inesperado debido a problemas de salud del maquinista. sí, parece que ha vuelto a las andadas... oh, perdón".

- perdone, ¿qué me decía?
- no, nada... siento mucho lo de su tren.
- no se preocupe, espero que se solucione pronto. mientras tanto tengo un buen café.

"ding dong ding. atención, el tren con destino Su Pecho no efectuará su salida en el día de hoy. repetimos, el tren con destino Su Pecho no efectuará su salida en el día de hoy debido a un fallo humano"

- ...¿quiere otro café?
- sí, será lo mejor. parece que esto va para largo. con whisky, por favor.
- ¿a qué se dedica?
- ¿yo? vendo sueños.
- ¿cómo dice?
- sí, soy vendedor de sueños.
- no sabía que eso existiera...
- yo tampoco que hubiera gente que vive de jugar con dinero imaginario, o de gritar todo el día, y ahí los tiene.
- creo que no le comprendo, ¿habla usted de algún loco en particular?
- no, los locos no existen, caballero. hay gente que piensa diferente y que no sabe expresarlo, o no es comprendida, o simplemente que esperan eternamente en una estación.
- y eso de los sueños...
- ah sí, claro. soy vendedor de sueños porque la gente ya no quiere soñar. les da demasiado miedo mirarse a sí mismos y prefieren despertarse con la conciencia tranquila, tal cual se acostaron. mi trabajo es convencerles de que merece la pena ese viaje, dejar libre al subconsciente para llegar a...

"ding dong ding, el tren con destino Su Pecho efectuará su salida dentro de cinco minutos"

- bueno, pues parece que al final si que me voy.
- y...¿se hace negocio con eso?
- ¿con qué?
- con lo de los sueños
- ah, pues sinceramente, no. pero no lo hago por dinero. creo que vine a este mundo con una capacidad especial para mejorar la vida de las personas y debo...

"ding dong ding. lo sentimos, el tren con destino Su Pecho sufrirá un nuevo retraso de dos lunas".

- ¿y usted quiere un café?
- no, si tomo café a estas horas luego no consigo conciliar el sueño.
- hace bien entonces, muchos de mis clientes no sueñan porque no duermen lo suficiente. ¡y pretenden que yo se lo solucione! pobrecitos...
- entonces... usted vende los sueños a gente que duerme bien pero no sueña.
- eso es.
- ¿y cómo funciona?
- ¿quiere comprobarlo? yo le invito.
- de ningún modo, le pagaré lo mismo que sus clientes.
- como quiera. diga una cifra.
- ¿la que yo quiera?
- claro, no me corresponde a mí ponerle precio a su imaginación.
- de acuerdo, ahí tiene.
- muchas gracias, caballero. ahora cierre los ojos (¿aún queda mucho rato hasta que llegue su tren? ¿sí? en ese caso no veo inconveniente...). beba esto. muy bien, ahora relájese y yo le despertaré cuando falte poco. 
(ah, solo de nuevo. qué raro es esto de andar de estación en estación, ¿verdad? nunca me acostumbro a hacer y deshacer maletas. y sin embargo... siempre hay un fallo técnico, un imprevisto que lo retrasa o lo anula. godot no llega y la espera se me hace eterna. es como si la ciudad huyera de mí, como si por algún motivo no tuviera que ir allí. es extraño, nunca me había visto en una situación...) caballero, su tren
- ¿dónde? ¿cómo?
- buenos días. digo que llega su tren.
- ah, sí, sí. muchas gracias. y gracias por el sueño, ha sido casi terapéutico, mucho mejor que visitar al psicólogo, era como si...
- no hay de qué, ahora mantenga la costumbre y sea feliz.
- lo haré, no lo dude. espero que su tren llegue pronto.
- (yo también, caballero, yo también...) ¡adiós!
(y espero más que nada en el mundo que el suelo tiemble al llegar allí, que se sienta mi llegada de manera tan profunda como me afecta a mí y que no deba esconder mi dicha por haberla alcanzado. vender los sueños que me sobran está acabando conmigo, pero es la única manera de perseguir el que realmente me importa. su recuerdo se mete entre mis sábanas volviéndose insomnio. la idea de algo mejor me obsesiona y termina con la poca paciencia que siempre he tenido, ahógandose en litros y litros de whisky.)

"ding, dong, ding. el tren con destino Su Pecho efectuará su llegada en breves instantes."

- por fin...¿hace escala en algún sitio?
- desde luego, por de pronto en nueva delhi, en su nostalgia, en andrómeda, villar del campo (y del río), en barcelona un par de veces y en orión. eso de momento, luego ya se verá.
- ¿qué quiere decir?
- se irán añadiendo paradas a medida que se aproxime, de manera que siempre quede una más. no pensará usted llegar a su destino así como así, ¿no?
- ... no, claro que no.





-------------------

[i walked into such a sad time at the station
as i walked out, felt my own need just beginning.



i'll wait in this place where the sun never shines
wait in this place where the shadows run from themselves
(...)
i'll wait in the queue when the trains come back
lie with you where the shadows run from themselves]



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada