ESTRAGON: Let's go.
VLADIMIR: We can't.
ESTRAGON: Why not?
VLADIMIR: We're waiting for Godot.

Samuel Beckett
Waiting for Godot

sábado, 18 de febrero de 2012

suicidio cuántico


en mecánica cuántica se denomina suicidio cuántico a un experimento imaginario propuesto por hans moravec (1987) y bruno marchal (1988) y desarrollado por max tegmark en 1998 a través de una variación del experimento del gato de schödinger.
el experimento supone un hombre sentado con un arma que apunta hacia su cabeza. el arma es manipulada por una máquina que mide la rotación de una partícula subatómica. cada vez que el hombre apriete el gatillo el arma se disparará dependiendo del sentido de la rotación: si gira en sentido horario el arma disparará, si gira en sentido contrario, no.
según la "interpretación de copenhague", con cada ejecución del experimento existe un 50% de posibilidades de que el arma se dispare y el hombre muera y otro 50% de que salga sano y salvo.
por su parte, la teoría de los universos múltiples plantea que cada ejecución del experimento divide el universo en dos: un primer universo en el que el hombre vive y otro en el que muere, y continuará dividiéndose una y otra vez con cada intento de apretar el gatillo. en cada ocasión el universo se divide en dos para acomodarse a cada posible resultado de esta acción. en el momento que este muere, el universo deja de dividirse y el posible resultado ya sólo puede ser uno: muerte continua. pero cada vez que el disparo no se produce hay dos posibles resultados (el hombre sigue viviendo o muere). 
como el universo se divide y cada uno de los universos resultantes no tiene contacto alguno con los otros, -desde el punto de vista del hombre- por mucho que apriete el gatillo el arma no se disparará, y no será consciente de que en todos los universos menos en uno él ha dejado de existir.
pero siempre habrá un universo en el que siga existiendo. su conciencia permanecerá  allí eternamente.
y vivirá para siempre...
esto último es lo que se denomina inmortalidad cuántica.

[we shall not die, the universe itself shall be our immortality]
oscar wilde, 1881

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada